Enrique Saldaña


saldanaEnrique Saldaña es un neurocientífico contumaz e impenitente. Cuando era estudiante de Medicina en la Universidad de Salamanca, se dejó seducir por la magia del laboratorio y aquello fue su perdición. Al terminar la carrera, puso rumbo al norte para aprender en la Universidad Libre de Ámsterdam (Holanda) técnicas para estudiar conexiones entre distintas regiones del cerebro. Defendió su tesis doctoral en Salamanca y se marchó a la Universidad de Connecticut (EE.UU.), donde trabajó durante casi cuatro años como investigador postdoctoral junto al genial neuromorfólogo Enrico Mugnaini. Regresó después a la Universidad de Salamanca y allí ha continuado su carrera docente e investigadora. Actualmente dirige el Laboratorio de Neurohistología del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCyL).

Su actividad científica se ha centrado fundamentalmente en analizar las regiones del cerebro que trabajan cuando oímos.  Sus resultados le han llevado a descubrir numerosas vías nerviosas y un par de núcleos cerebrales previamente inéditos. Aunque la mayoría de sus investigaciones encajan en lo que suele denominarse ciencia puramente básica, está convencido de que acabarán sirviendo para mejorar la salud de la humanidad.